SEPTIEMBRE - 2.020

Volver DIARIO                    Volver INICIO

 

Jueves día 3:

Pensando en Voz Alta:

Me llegaron los últimos resultados de sexaje. Si de las primeras 12 crías del año me salieron sólo 2 machos, de las últimas cinco me han salido 4. Puede ser simple curiosidad, pero la única diferencia (a parte tal vez de la temperatura) ha sido que empecé a añadir Perla Mórbida en el néctar líquido a los padres antes de que pusieran su última puesta. Se decía (o se dice) que cuanto mayor proteína hay en la alimentación, tiende a nacer más machos que hembras. En mi caso, llevo dos años poniendo el puré de frutas, verduras y hortalizas en el néctar líquido, con lo cual reduzco la cantidad de néctar comercial, con lo cual se reducen las proteínas "añadidas", y sí es cierto que ha dado la ¿casualidad? de que en ese periodo he sacado mas hembras que machos. Por eso decidí empezar a poner más proteína en el néctar líquido.

Había oído hablar de la Perla Mórbida como sustitutivo de las semillas germinadas. De hecho, había intentado utilizarlo en mi época con los Agapornis sin éxito porque, al igual que lo intenté con los loris, había que mezclarla con pasta de huevo y nunca logré que nadie lo comiera. Por eso, dado que la Perla se ablanda antes en agua, decidí utilizarla como parte del néctar líquido. Había quienes me decían que la Perla no se creó para usarla así, pero yo pienso que tampoco nadie había dicho que no se pudiera usar así, batida en agua.

Empecé a utilizarla cuando las parejas que estaban criando estaban alimentando a sus crías. De esta manera proporcionaban más proteína a sus crías y, cuando empezaran a aparearse para una puesta más, empezaría a "afectar" la proteína (dicen que se establece el sexo cuando se fecunda el huevo, con lo cual tenía que estar la proteína dentro del cuerpo cuando empezaran a aparearse).

No sé si esto ha sido casualidad o no. Supongo que esto habrá que comprobarlo cuando se haya alternado el poner Perla en la comida con temporadas de no usarla para que haya menos proteína en la alimentación. Ahora lo que tengo que decidir es como lo utilizo. He pensado en dos alternativas:

1ª.- Empezar la temporada sin utilizar la Perla e irla administrando a las parejas que ya tengan crías en el nido, para que a parte de proporcionar más proteína a las crías, a los padres les "afecte" ese aumento de proteína para una posible segunda puesta.

2ª.- Decidir qué parejas alimento con el néctar "normal" de frutas y verduras junto al néctar Avian, y qué parejas alimento añadiendo la Perla a su néctar líquido.

Tal vez la mejor opción sea la primera, pues de esta manera podré empezar a utilizar la proteína cuando ya estén alimentando a sus primeras crías. Aunque otro dilema está en ver qué necesito que nazca. Osea, ahora en los Psitteuteles goldiei hay 5 hembras y 2 machos, con lo cual hay 3 hembras de más y necesitaría mas machos. En los Charmosyna josefinae tengo dos hembras jóvenes y por tanto necesitaría también machos. Y en Charmosyna goliathina necesitaría una hembra pus me sobra un joven macho ahora mismo. A los Eos reticulata les echaré siempre la Perla porque es una especie que necesita mas proteína (según he leído en varios artículos).

 

Sobre los Loriculus galgulus, estoy sorprendido. Comen extraordinariamente bien lo "seco". De hecho el néctar casi ni lo tocan. Aún me queda un poco del néctar que me dio el criador al que se los compré para que le pudiera dar hasta que se acostumbraran al mío, y también le doy un poco del mío de rutas y verduras. Son unos 50 ml. de cada uno de los néctares. Y siempre les queda más de la mitad de cada uno. Y son cuatro Loriculus juntos. Les tengo puestos cuatro tipos de comida "seca" (Unifeed LOR Small, Patte de Deli Nature, Wisbroek Lory Diet molido y un poco del néctar "seco" que me dejó el criador), siempre tienen manzana y les voy poniendo sandía o melón que comen muy bien. Uvas les voy poniendo pero parece que les cuesta comerlas. Les pongo flores de Bignonia, Tecomaria y de Hibiscus (estas les encanta y las dejan destrozadas). Aunque estos Loriculus no estaban acostumbrados a semillas, les empecé a poner alpiste y mijo y, aunque el mijo nunca lo han tocado y se lo he retirado, el alpiste lo comen encantado. Por último, les pongo de vez en cuando pinkies de mosca (larvas), y les encanta. Un día incluso voy a ver si al resto de loris les gusta. Probé hace un par de años con los Tenebrios pero sólo lo comían dos parejas. Una de T. moluccanus las comía con ganas, y otra de Eos reticulata los picoteaban. Por eso decidí no volver a usarlos. Peor en vista de que los pinkies sí lo comen bien los Loriculus, probaré si los demás lo quieren. Sería una buena manera de proporcionar mas proteína cuando tengan crías.

La cría de Charmosyna josefinae es una de las que ha resultado ser macho. Ya se la tenía apalabrada a un amigo a pesar de que yo tengo dos hembras jóvenes solas. Una de estas dos hembras es mía, la primera de este año, y la otra es del italiano al que visitamos hace unas semanas. Pero esta hembra nacida en 2019 se la trajo un amigo mío a principio de año (la compró como macho pero resultó ser una hembra). Él le pidió entonces al criador italiano un macho, y ese era el principal motivo de realizar el XIII Viaje Friki-Pájaros de este año, pero al final el criador dijo que había sacado dos hembras. Una la tenía ya reservada y la otra se la iba a quedar para hacer una nueva pareja. Entonces le dije que yo tenía hembras jóvenes y si le interesaba un cambio para así tener cada uno un ejemplar de sangres diferentes. Y aceptó encantado. A raíz de eso organizamos el viaje y acabamos comprando los Loriculus galgulus.

Al traer yo la nueva hembra del italiano ya tenía en casa a las dos hermanas (de diferente nidada). Cuando supe que mi última cría de C. josefinae era macho, decidimos que lo íbamos a emparejar con la hembra italiana que yo me había traído porque ahora la tengo a solas y es de una edad similar al joven macho que aún está con los padres. Además, la hembra italiana de 2019 es un poco dominante y no quiero problemas cuando pase al macho con la hembra. Por eso, siendo la misma sangre las dos hembras, nos "cambiamos" las hembras y mi amigo se lleva estos dos jóvenes. Si, tengo dos hembras jóvenes y podría juntar a mi joven macho con mi hembra italiana, pero de esta manera involucro a mi amigo en el proyecto de los C. josefinae, y yo tampoco quiero tener una pareja más con algo de la misma línea de sangre que tengo. Mi idea es cambiar una de las dos hembras (la mía) por un macho y juntarla con la italiana. De esta manera formo una pareja más que no tiene vínculos sanguíneos con ninguna de mis otras parejas. Pero ya tendré que esperar al próximo año.

El joven macho salió del nido a los 50 días, antes de lo normal, y le dejaré con los padres hasta la primera semana de Octubre suelo separarlos, para que no molesten a los padres en la siguiente nidada, cuando cumplen los 3 meses siempre que haya algún otro lori que le pueda hacer compañía. En este caso está la joven hembra con la que formará pareja.

De los Psitteuteles goldiei formo ya dos jóvenes parejas y sólo me quedarían tres hembras jóvenes disponibles por si alguien las quiere. En unos 10 días pasaré a a los dos jóvenes machos con las cinco hembras (cuatro de este año y una del año pasado) y entonces a los padres (en realidad los padres de estos dos machos son los mismos, pero uno de ellos fue adoptado por otra pareja que ponía huevos claros, coincidió que debían nacer sus crías por las mismas fechas en las que el segundo huevo iba a nacer, y decidí probar suerte. Aceptaron el huevo, les nació al día siguiente y lo han criado perfectamente) los pasaré los aviarios de El Huerto, que al estar ahora sólo tres parejas de P. goldiei, tengo comunicadas dejando la puerta de en medio abierta.

Las dos últimas crías de Charmosyna goliathina han salido macho y hembra: la hembra la juntaré con un macho del año pasado y la enviaré a una persona interesada, y me queda a solas el macho joven. Posiblemente le ponga una hembra de P. goldiei para que se hagan compañía durante este invierno.

Yo me quedo una hembra de las que saqué a mano para formar pareja con mi macho negro de 3 años; este año no crió nada con la hembra desplumada. Y esta hembra desplumada vuelve co el macho negro con problemas en las patas para que se hagan compañía el resto de sus vidas.

La pareja formada con papilleros se la queda un amigo. No podía enviarla a nadie y había decidido quedármela, pero en casa de mi amigo, que vive cerca e mí, estará bien. Y siempre sé que si en algún momento se tiene que desprender de ella, podré recuperarla.

Por último, los Eos reticulata. las tres parejas perfectas. La hembra que se desplumó las alas (se rompía las plumas de las alas) está perfecta. Deben caérsele aún algunas plumas de las alas y que le salgan las nuevas para estar completa. No quiero quitárselas yo para forzar a que salgan las nuevas en 15 días porque no quiero que eso tenga el efecto contrario, que por no sé que razón se moleste y vuelva a picarse las plumas. A ver si de manera natural va quedando perfecta, y en unas semanas les pondré el nido para que ellos puedan dormir dentro si quieren aunque mis tres parejas nunca han dormido en nido a pesar de tenerlo durante los 4-5 años que hace tengo a la primera pareja. Aguantan bien estas temperaturas estando simplemente cobijadas por le techo del aviario.

Para la próxima primavera, si todo va bien, tal vez las tres parejas se animen a poner. Cruzo los dedos para que la primera incube, no rompa los huevos ni se vuelva a romper las plumas de las alas y a huir del macho. O que la segunda pareja vuelva a poner, vuelva a incubar igual de bien, pero los huevos estén fecundados. Y la tercera, que comience y no me de ningún disgusto.

 

Martes día 17:

El pasado día 10 tuve que llevarme a casa una pareja de Loriculus galgulus porque la hembra empezaba a verla "desganada". Observaba que se quedaba "dormida" aun estando yo delante de ella. No estaba muy "hinchada", pero su plumaje no estaba pegado al cuerpo. Por eso decidí llevarla a casa junto a uno de los dos machos (tenía entonces los cuatro ejemplares juntos).

Hablé con un amigo que me proporcionó algunas vitaminas y medicinas y a fecha de hoy la hembra está perfecta. También es cierto que las medicinas las obtuve al día siguiente, y hasta entonces noté algo de mejoría en la hembra. Ya me ocurrió una vez con una hembra de Charmosyna josefinae, que la vi mal en el aviario y al día siguiente ya en casa empezó a recuperarse simplemente con proporcionarle calor para que se "activara" y empezara a comer.

Tal vez en ambos casos los haya cogido justo a tiempo, a la mínima señal de "debilidad". Siempre hay que dar calor (yo tengo unas bombillas cerámicas de 60 w y puesto en una esquina de la jaula llegan a dar 32ºC) y proporcionarle la comida que sepas que mejor come. Que le proporcione azúcares para que le dé energía, y cosas grasas. Al menos es lo que yo hice y, aunque no sé la razón de estas recuperaciones tan instantáneas, al menos en estos dos casos noté mejoría al día siguiente. Incluso la tarde/noche en la que me lo llevaba a casa ya notaba sus ganas de comer (algo que observé que no hacían en el aviario).

La primera noche en casa la  hembra quiso dormir agarrada de la malla del techo de la jaula, y a la mañana siguiente pude observar restos de heces en u cloaca. Ahí me preocupé y fue cuando hablé con mi amigo que me iba a proporcionar medicinas tras hablar del caso con él. No las iba a tener hasta la noche, por lo que le puse manzana con miel, y la hembra empezó a comer. No sé si esto sirvió de algo, unido al calor de la bombilla. El caso es que para cuando traje las medicinas, la  hembra se la notaba más activa.

En 1 litro de agua de beber puse 50 mg de cardo mariano (Syraline) para proteger el hígado, 5 ml de Anfotericina (enrofloxacino) y 50 mg de Fluconazol (para hongos). Con este agua, a parte de ponerlo en el bebedero, lo uso para mojar la fruta que les pongo. A parte, durante una semana le pongo los días 1º, 2º, 6º y 7º dos gotas de Totraziluro(Baycox) para eliminar si tiene huevos de coccidios.

Bien o mal (me fío de esta persona), el caso es que la hembra está mejorando y sigue viva. Para este próximo fin de semana volveré a poner a esta pareja junto a los otros dos ejemplares, a los que también traté por si el problema estuviera en ellos (también estoy tratando a la  hembra de Charmosyna josefinae que traje del mismo criador).

Ando en conversaciones con un criador de L. galgulus al que le interesan hembras de Psitteuteles goldiei mías, a ver si hacemos un cambio de mis hembras por algunos jóvenes L. galgulus que ha tenido y está a la espera de los sexajes.

También seguimos en contacto con el criador al que compré los que tengo (y los cinco que traje a un amigo), y ayer mismo me preguntaron si estaría interesado en algunos, pues el amigo de esta persona que me preguntó estaba "moviendo hilos" para traer algunas parejas y jóvenes a España.

Sobre los Eos reticulata, malas noticias al volver a ver a la hembra que se picaba las plumas volviéndolo a hacer. Después de un verano en el que parecía que se recuperaba y que aceptaba al macho, se posaban juntos, se acicalaban mutuamente, se bañaban juntos, etc..., ayer me di cuenta que vuelve a tener desordenadas las plumas de las alas y hoy, al ponerle el agua de baño y ponerse a bañar, veo que le siguen faltando plumas en las alas. Me temo que esta hembra va a tener esa manía para siempre, y tendré que pasarla al aviario en donde tuve a otra hembra que ya me vino sin volar y que rompía los huevos nada mas ponerlos.

Intentaré dar con la forma de que se olvide de romperse las plumas del ala, pero ahora mismo me conformaría con que aceptara de nuevo al macho y verlos juntos de nuevo. Si ya pusieran de nuevo y criaran, sería una grata sorpresa.

Ayer pasé a las dos últimas parejas de Psitteuteles goldiei a los aviarios de "El Huerto". Ya están las cinco parejas juntas. No les pondré nidos hasta el próximo año. Pueden dormir en el interior de las dos casetas que tienen.

A la vez, puse a las dos crías que tenían (una cada pareja, aunque son dos hermanos que separé cuando nació el primero y decidí pasar el otro huevo a punto de eclosionar a la otra pareja, que tenía su propia puesta pero sin fecundar, y que cuando nació lo criaron perfectamente). Ahora en el aviario de las crías hay 5 hembras (una de 2019 y las demás de 2020) y estos dos machos. Ahora toca darles salida. Ya me han llamado desde Bélgica y posiblemente para Noviembre pueda enviar allí alguna pareja. Y por otra parte, el criador que mencioné cuando hablé de los Loriculus galgulus. A ver si hay suerte y las dos opciones funcionaran y pudiera traerme, entre la venta y el cambio, los tres L. galgulus que tiene este criador al que le hago el cambio.

La cría de Charmosyna josefinae que sigue con sus padres salió antes de los dos meses del nido cuando hice una inspección, y ya no quiso volver a entrar, por lo que estará mas tiempo fuera del nido con sus padres. hasta la primera semana del mes de Octubre seguirá con sus padres. A partir de entonces la pasaré a una de las jaulas interiores de "La Caseta" en donde ya está esperando la última hembra que traje de Italia junto a los L. galgulus. Esa la cambié por una hembra mía nacida el año pasado pues esa sangre ya la tengo demasiadas veces en mi aviario, y esa, a su vez, se la cambio a un amigo mío por una hermana italiana de la mía que se trajo a principios de año y me dejó en casa pues no tenía aún ni sitio donde alojarla ni macho con quien ponerla.

Él se trajo la hembra de Italia en Febrero, la tengo con una hembra mía de principios de este año, y como esta "italiana" es algo mas "agresiva" con los nuevos, decidimos que al ser la misma línea de sangre, yo le doy la hermana que me traje en Agosto y que es de una edad similar a mi cría macho. Así él tiene la pareja de 2020 y yo una hembra de 2019.

Ahora la misión es encontrar un macho para poner a esa hembra italiana, ya sea comprándolo o cambiándolo por la hembra mía que tengo.

Y sobre los Charmosyna goliathina, vuelvo a tener disponible una pareja de jóvenes pues quien me la había reservado hace meses empezó con las dudas. Me dijo que le dejara pensárselo y a mí esas actitudes no me gustan. Yo tuve que modificar uno de mis viajes en coche por Europa y en vez de ir sólo a Italia tuve que ir hasta Alemania porque un criador de Agapornis canus me dijo que ya me tenía preparadas las tres parejas que le pedí un año antes, y ante esto (no me acordaba) decidí que tenía que ir porque le había dado mi palabra a esta persona que quería las tres parejas. Era posible que hubiera rechazado a otras personas que le preguntaban si tenía algo disponible (o no), y la palabra es la palabra.

Pues esta persona, tras unos cuatro meses, empieza con las dudas. Pues yo lo siento mucho pero eso me sirve para tener total libertad para decidir, y decidí que estaba disponible para quien la quisiera.

 

 

 

 

Volver DIARIO                    Volver INICIO

 

 

Copyright AVIGON ©